actualizada l updated 09 mayo 2012    

  Ir a página principal l HOME

CONSTRUCCION DE UNOS ZANCOS| HOMEMADE STILTS

 

 

Estos son unos zancos de mano, construidos con madera y unas piezas de hierro que servirán de apoyo. Estas piezas metálicas llevan unos puntos de soldadura. Si no quieres soldar, puedes hacer los apoyos con madera también (ver la foto en la que se muestra esta pieza). Después de probar las dos (metal y madera), el metal ofrece más estabilidad y el atornillado es más simple.

 Tutorial creado por Juan Expósito                                                                                                                                

 

                           PASOS A SEGUIR

 

  

 

º

 

 

  

Estas son las alturas de cada apoyo. Los zancos rojos tienen una altura superior.

 

    

                 Listón de madera. Cuadrado 4 x 4 cm.                       Redondeamos los bordes y el extremo superior del listón

 

   

                   Medidas de los apoyos metálicos.                      Tornillos de cabeza redondeada (6 cm de largo y 6 mm de grosor)

                                                                                                           Arandelas y palometas para unir.

         

ç  Distancia entre los agujeros que unirán los apoyos a la madera                               Detalle del ensamblaje.

 

    

Ponemos goma en las puntas haciendo forma semiesférica, para recibir la pelota de tenis.

La pelota hará de zapata y le dará un toque simpático a los zancos. No compres pelotas en el todo a 100.

 

    

Si no te atreves con la soldadura, puedes hacer los apoyos con madera.

 

Si te decides por los apoyos de metal, utiliza barra de hierro (3 cm de ancho y 3 mm de grosor).

Es muy fácil de darle forma (Vale 4 euros la pletina de 6 metros)

 

      

Una forma sencilla de darle forma a la pletina es meter la pieza ya cortada (35 cm de largo) dentro de un tubo cuadrado

y hacer palanca para hacer las curvas. Un martillo "grueso" ayudará después para darle la forma definitiva.

 

 Un toque de pintura o tinte...

 

        

 

¡ Suerte… y a practicar !